¿Vas a viajar a Nueva York y estás buscando alojamiento? Si eres de esas personas a las que no le gusta alojarse en un hotel convencional, y le gusta probar cosas nuevas, quizás te interese este hotel del que vamos a hablarte en este artículo. Se trata del Liberty Hotel de Boston, un hotel que hace años fue una prisión y ahora se ha convertido en un alojamiento perfecto para turistas que deseen una estancia diferente. Descubre más sobre la mejor oferta de hoteles en Nueva York, optando a su vez por las mejores ofertas de hoteles baratos en Nueva York.

Por todo el mundo podrás encontrar muchos ejemplos de hoteles exóticos. Igual ya has probado a dormir en la copa de un árbol, dormir bajo tierra, hacerlo en una cueva, o en cualquier otro hotel diferente en el que te hayas alojado. Pero, ¿habías estado antes en un hotel que anteriormente fue prisión?

Son barias las prisiones que han sido remodeladas para convertirse en hoteles. Unos más lujosos que otros, unos más confortables que otros, pero al fin y al cabo todos ellos eran prisiones. El ejemplo que te vamos a poner es de la ciudad de Nueva York, pero no es el único que hay en el mundo. Así que, si aún no sabes si esta gran ciudad es tu destino para las próximas vacaciones, pero te ha gustado la idea de dormir en un hotel prisión, puedes buscar a ver si encuentras otro hotel de este tipo en el país al que vayas a viajar.

La historia del hotel

Llama la atención descubrir que hay hoteles que se han abierto en antiguas cárceles. En este caso, el edificio donde se encuentra el Liberty Hotel, situado en Boston (Estados Unidos), fue construido en 1851. El único fin con el que fue creado era para albergar a los presos. Pero cumplió con su labor hasta 1990, cuando se trasladó a los últimos presos que quedaban a otra prisión.

Durante unos años, el edificio quedó abandonado. Hasta que en 2001 una empresa decidió llevar a cabo un proyecto novedoso, convertir la cárcel en un hotel. Para ello tuvieron que hacer grandes remodelaciones, pero hoy en día el hotel sigue funcionando y sus estancias son mucho más cómodas que las de una prisión, pero no dejan de recordar lo que antiguamente fue.

Características del hotel

La forma del complejo es octogonal y se levantaron varias alas. Se mantuvo el atrio central de la prisión y ser hizo un precioso jardín en uno de los patios. Como ves, las características típicas de una prisión no se han perdido, pero no te sentirás encerrado.

La decoración está cuidada al detalle, pues se intentó crear un hotel moderno a la par que tradicional, pero manteniendo algunos rasgos característicos que hicieran recordar a todos los clientes que se estaban alojando en un hotel que anteriormente fue una cárcel.

Pese a ello, el hotel posee todas las instalaciones que cualquier otro hotel que ser precie. El servicio es de calidad y la comodidad está asegurada. Nada de pequeñas celdas donde dormirás en camas incómodas. Todo lo contrario. Hay habitaciones de varias categorías, y dependiendo del precio que quieras pagar podrás alojarte hasta en una suit de esta “prisión”.

Tiene también un moderno restaurante que ofrece un menú exquisito. Dispone de salones para celebrar todo tipo de eventos, y muchas más cosas que podrás descubrir si finalmente eliges este hotel para alojarte durante tu estancia en la ciudad de Nueva York.

En este vídeo que te mostramos a continuación, podrás ver mejor cómo es por fuera y por dentro este hotel prisión del que te hemos hablado. ¡A ver que te parece!

Y para seguir preparando tu viaje, aquí tienes más artículos donde encontrarás muchos consejos que podrán ayudarte:

http://viajeanuevayork.es/puente-de-brooklyn/

http://viajeanuevayork.es/nueva-york-en-verano/

http://viajeanuevayork.es/la-estatua-de-la-libertad-simbolo-de-la-democracia/

http://viajeanuevayork.es/olimpiadas-y-nueva-york/

Imágenes: leggotunglei808.wordpress.com, blog.oyster.com

Etiquetas: , ,