Estados Unidos es un país con una gran extensión, p0r lo que la comida típica de esta región del mundo, es muy variada, pero también es muy conocida. Hoy vamos a hablar de los platos típicos de Nueva York. Porque no se trata únicamente de hamburguesas y perritos calientes, sino que existe una gran variedad de comida que no es “basura”. Así que si quieres saber más y probar los platos verdaderamente neoyorquinos, sigue leyendo.

La gastronomía es una parte muy importante de la cultura de un país. Claro está que, un país tan grande como los Estados Unidos es rica en este tipo de cultura, además de en otros aspectos. Y si concretamos aún más, Nueva York es un cúmulo de mezclas, de ahí que su variedad sea muy curiosa. Así que vamos a hablar de platos y de comidas para todos los gustos, para los golosos, para los que prefieren lo salado, o para aquellos que solo quieren un tentempié.

Platos que debes probar en Nueva York

Depende de tus posibilidades, puedes probar, una o varias cosas durante tu visita a Nueva York. También puede ser que te encuentres con algo que consideras irresistible, así que tienes que recalcular tu presupuesto para tomarte ese caprichito. Por ejemplo, una de las cosas que debes hacer cuando vayas a Nueva York es ir de brunch. El brunch es una de las comidas con más estilo, que empezó como una mezcla entre desayuno y comida para aquellas personas de la élite que se solían levantar tarde tras una noche de fiesta. Sin embargo, ahora es algo que suele hacer una gran mayoría en esta gran ciudad.

Eso sí, los brunch de Nueva York son de lo más abundantes. Puedes empezar con un zumo de naranja recién exprimido, panecillos, bollos… pero luego vienen los platos fuertes y propios de una buena comida: salmón, bacon, huevos, pan. Depende del lugar, y del precio que pagues por ello, pero se ha convertido en un verdadero ritual para los neoyorquinos.

Si quieres platos concretos que sean típicos de Nueva York, puedes probar la ensalada Waldorf. Fue creada por los chefs del hotel que lleva su nombre, y se caracteriza por una fusión de frutas y verduras. De esta forma, una verdadera ensalada Waldorf lleva apio blanco, nueces, pera, manzanas rojas, perejil, zumo de limón, miel y ralladuras de limón. La mezcla de sabores es verdaderamente impresionante. Eso sí, se debe comer muy fría, por lo que debe pasar un par de horas en el frigorífico.

Otro plato, mucho más conocido, es el cheesecake. Sí, la famosa tarta de queso. Por supuesto, en la actualidad cada uno tiene su receta y existen miles de variantes, pero la original es de esta gran ciudad. Para los que estén perdidos, se trata de un postre muy dulce hecho a con queso fresco, y con una base de bizcocho o galleta. Y de cobertura, una capa de mermelada, aunque también puede llevar furtas, o frutos secos.

Cómo no, en esta serie de platos, no puede faltar el plato por excelencia de la cocina americana, el sandwich. Tenemos que hablar de un en concreto que se prepara en la Gran Manzana. Estamos hablando del corned beef on rye, que está hecha de una especie de ternera marinada, entre dos rebanadas de pan de centeno, con mostaza y con pepinillos. Se puede acompañar con una pequeña ensalada, o si lo prefieres, para matar dos pájaros de un tiro, puedes servirte este plato con algo de ensalada waldorf. La mezcla de sabores te dejará sin palabras. No dudes en probarlo. Puede no gustarte, pero no te dejará indiferente.

Y si quieres saber más cosas de Nueva York:

  • El metro de Nueva York
  • Tours hiper-locales
  • Staten Island
  • Jardines botánicos en Nueva York
  • Fuente de imágenes: whatdidyoueat, adolios

    Etiquetas: , ,