Los taxis son famosos en Nueva York: los coches amarillos son reconocibles desde el otro costado del mundo quizás por las películas. Les dejamos algunos consejos para cuando tengan que pillar alguno en la Gran Manzana.

taxi

Imagen TMAB2003

Si prefieres evitar el metro puedes optar por uno de los tantos taxis que recorren la ciudad. Como en todas las grandes ciudades hay taxis piratas, por eso siempre hay que exigir el uso del cronometro. Los taxis tienen una luz en el techo, cuando esta está apagada es que el taxi está ocupado (lo cual suele suceder con frecuencia cuando tratamos de pillar uno en horas pico). También prestad atención a si tiene  las dos luces laterales encendidas, significa que el taxi está fuera de servicio.

Si no habláis mucho inglés lo mejor es llevar siempre la dirección de a donde nos dirigimos escrita en un papel en ingles para mostrársela al conductor.

¿Cómo calcular el precio del recorrido en taxi?

Para que no os llevéis sorpresas estas son las reglas para calcular el precio del recorrido:

  • La bajada de bandera o comienzo del trayecto es de 2,50 dólares.
  • La unidad es de 0,40 dólares y cuenta cada 300 metros o minuto de espera (que incluye el tráfico, claro).
  • Recargos: 1 dólar por hora pico (de 16 a 20 horas), 0,50 dólares por trayecto de noche (de 20 a 6 horas).
  • Al final del viaje se suman 50 centavos por impuestos.
  • Peajes de autopistas o puentes se pagan aparte.
  • Desde el aeropuerto J.F. Kennedy el precio hasta el centro de Manhattan es fijo: 45 euros.
  • Se suele dejar entre un 10 y un 15 % de propina al conductor.

taxis

Imagen Tomás Fano

Los taxistas suelen ser muy respetuosos. Está obligados a ayudar a pasajeros discapacitados y no cobran por el equipaje. Para pedir un taxi en Nueva York hay que llamar al 311.

Etiquetas: , ,