Nueva York (conoce y descubre más sobre las mejores ofertas de hoteles en nueva York) ha sido protagonista de multitud de películas a lo largo de la historia del cine. La ciudad ha servido como telón de fondo de los más conocidos relatos. Nada mejor para los amantes del cine, que conocer la ciudad por medio de los fotogramas de películas.

El cine clásico ya nos mostró la ciudad en las más diversas películas. Fue en “King Kong” donde descubrimos la maravillosa arquitectura de la ciudad. Una panorámica en la que el gorila más famoso del mundo del cine secuestraba a la protagonista en lo alto del Empire State Building. Han sido muchas las versiones, pero la ciudad siempre la misma.

Nueva York tiene nombre de mujer. Nadie se puede olvidar de Marilyn Monroe cuya falda se levantaba con el aire que provenía de las rejillas de ventilación de la calle. Esta escena de “La tentación vive arriba” es uno de los grandes momentos del cine. Otra mujer, en este caso Audrey Hepburn, también encarna la ciudad y es la culpable del paseo que los visitantes hacen hasta el escaparate de Tiffany´s para rememorar “Desayuno con diamantes”. Dos mujeres, dos historias en Nueva York.

Si hay un director quien se le una con la ciudad de Nueva York, ese es Woody Allen. Dentro de su filmografía hay películas inolvidables en los que se muestra NYC como casi protagonista. “Hannah y sus hermanas” o “Broadway Danny Rose” nos vienen a la mente cuando pensamos en él. Pero sin lugar a dudas, sobre ellas aparece “Manhattan” cuyas escenas nos llevan al corazón de la ciudad. Nueva York es ideal para estudiar inglés en el exterior y poder vivir todo lo que te cuenta el cine.

Pero el cine también nos mostró la cara más desagradable de la vida y de la ciudad. La sórdida leyenda de un apartamento en el centro de Manhattan es el hilo conductor de “La semilla del diablo”. Por su parte, “Taxi Driver” hizo pasar a la historia la famosa frase de You talkin’ to me? que pronuncia Robert De Niro.

No hay que olvidarse del metro de Nueva York, donde también se han vivido momentos cinematográficos en los que los hombres son protagonistas. Patrick Swayze convertido en fantasma intentaba en “Ghost” atravesar los vagones. Por su parte, Michael Fassbender en “Shame” mostraba su lado más sugerente.

Pero no todo son películas, sino que Nueva York también ha tenido gran importancia en el mundo de las series. En el caso de “Friends”, sirvió como antes y después en las comedias de situación. El bloque de edificios en el que vivían los amigos es un lugar que los fans de la serie van a visitar. Otra de las series más famosas es “Sexo en Nueva York”, donde la ciudad se convierte en aliada de las cuatro protagonistas para vivir sus divertidas aventuras. “Felicity”, “Mad Men” o  “Sendfield” también se sitúan en Nueva York.

Y es que Nueva York es una ciudad para vivirla, y nada mejor que hacerlo paseando y recorriendo sus rincones más famosos y aquellos que aparezcan a nuestro paso. Compaginar lo turístico con la educación es una propuesta ideal para estos momentos. Cuanta más información tengas, más ganas tendrás de vivirlo, sobretodo si tienes la suerte de encontrar las mejores ofertas de viajes.