Es una de las ceremonias características del barrio neoyorquino de Harlem. Son todo un deleite visual, interno y sonoro tanto para los negros que las protagonizan como para los curiosos turistas blancos que las concurren a veces, repetidamente durante su estadía en la ciudad.

Los feligreses acuden a estas ceremonias sagradas con sus mejores trajes y vestidos sin olvidar los enormes y aterciopelados sombreros que lucen las relucientes damas, quienes en su mayoría son de altas edades.

gospel

El espectáculo se caracteriza por la presencia de miles de personas atentas a los sermones cargados de energía sobrenatural, que ofrece el pastor baptista, acompañado de las frases mas sentidas de las mujeres del publico, desde un alegre “Aleluya” hasta el mas regocijante “Dios gana” o “Yeah!”.

Son un estallido de alegría y bailes, al ritmo de las plegarias que ponen los pelos de punta a cualquier espectador de la misa. Sus voces agudas, masculinas y femeninas, son las protagonistas, acompañadas por una batería, un órgano y dos excitantes coros, uno formado por hombres y otro por mujeres.

Su duración comprende las tres horas aproximadamente y no importa que algunos dejen la misa, ya que estas pueden continuar infinitamente, dejando en las almas de sus seguidores fuerza, nostalgia, emoción, alegría, potencia, sabiduría y paz.

Fuentes:

serenatasnuevayork

Google

Etiquetas: , ,