Las ciudades tienen algo que no tienen los paisajes de montaña. Y son las vistas. Ver la grandiosidad de las ciudades, es algo que no se olvida en la vida, porque por una vez, nos sentimos muy por encima de los demás. El aire parece distinto, y las penas suelen ser mucho más pequeñas. Parece Contemplamos lo pequeño que es el mundo, cuando vemos los coches en miniatura, las primeras lucecitas que se enciende, y los atardeceres que se van. Si quieres saber cuáles son alguna de las azoteas a las que puedes subir en la Gran Manzana, sigue leyendo, porque merecen la pena y no te defraudarán.

Uno de los atractivos de las grandes ciudades son las azoteas. Es un lujo que no se lo puede permitir mucha gente, porque son sitios de lo más buscados, y más deseados. Así que si tienes la suerte de poder subir o acceder a alguno de estos privilegiados lugares, no dudes en disfrutar del momento, porque son escasos y difíciles de volver a vivir.

La gran ciudad, en miniatura

Ver Nueva York desde las alturas es una experiencia alucinante que te dejará sin respiración. Un amanecer, un atardecer, o simplemente observar la ciudad desde cualquier punto de vista en las alturas, es algo que no se irá de tu mente nunca más. De esta forma. Sentir que la gran ciudad de Nueva York está a tus pies es algo único, y ese tipo de experiencias se pagan. Por eso, acceder a este tipo de sitios no suele ser apto para todos los bolsillos. Aún así, intentaremos hacer un repaso por algunas de las mejores azoteas, para que así, si te te lo puedes permitir, puedas elegir pasar una tarde o una noche aquí.

Vamos a elegir algunos sitios que además de tener de las mejores vistas, son restaurantes o terrazas de bares, porque es más sencillo acceder, y las consumiciones suelen tener un precio justo.

En primer lugar, te mostramos el 230 Fifth Rooftop Garden. Sí, el nombre suena de lo más presuntuoso, pero tiene sus motivos. Esta terraza está considerado el jardín más grande de terraza de todo Nueva York. Han intentado mantener un estilo natural, con un mobiliario de madera y plantas a modo de palmeras. El menú no está mal, y las copas suelen estar bien, por lo que es un buen lugar para empezar. Sin embargo, al ser tan turística, se llena de gente enseguida. Si no te sientes agobiado por la multitud de gente, ven, sin duda.

Si te alojas en el Peninsula Hotel, no dudes en visitar su bar en la terraza, porque tiene unas vistas de lo más privilegiadas. Mientras te tomas una copa puedes tener unas vistas impresionantes de Central Park, y de la Quinta Avenida. Eso sí, los precios también están a la altura de la calidad del hotel, así que si no tienes mucho presupuesto, intenta buscar otro lugar.

Otro lugar que se distingue del resto aunque tenga el mismo concepto de aprovecharse de las alturas es LES Thompson rooftop. Sencillamente genial, pues es un bar con piscina. Lo más famoso de este sitio es, precisamente la piscina. ¿Qué tiene de especial? Una imagen de Andy Warhol en el fondo. Puede no parecer nada del otro mundo, pero es un icono en la noche neoyorkina, por lo que pásate aunque sea una vez por este local de Lower East Side, y luego decides si te gusta o no.

Por último, algo que no es una azotea en sí pero que tiene unas vistas espectaculares. Se trata del Water Taxi Beach de la South Street Seaport, que es algo parecido a una playa, con un paisaje espléndido del Puente de Brooklyn. No te lo puedes perder.

Para saber más de Nueva York:

  • El puente de Brooklyn
  • Un día de lluvia en Nueva York
  • Evitar los robos
  • Nueva York en verano
  • Etiquetas: , , ,