La estatua fue creada por el escultor Francés Bertholdi y lo que pretende representar es la libertad, de ahí su nombre. También con la obra intentaba representar la falta de libertad que vivía Francia en aquella época. La realización de la misma llevo 21 años para poder crear la efigie que tiene una altura de 93 metros y 354 escalones que unen la base de la misma de la corona. La estructura del interior de la misma fue creada por Effiel y sigue los mismos patrones que la torre que se encuentra en los campos Elíseos. La inaguración de la misma se produjo en 1886 cuando era presidente de los Estados Unidos Cleveland, siendo en 1924 considerada como monumento nacional.

viajeanuevayork22072008

La manera de visitar la estatua es coger un tren que nos dirija a Liberty Island y que salen de Battery Park en el centro de Manhattan. Allí aparte de ver la Estatua de la Libertad podremos ver la Isla Ellis y el museo de la inmigración. Ambos monumentos se encuentran abiertos de las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Para montarnos en el Ferry tendremos que adquirir los billetes en el Monumento Nacional del Castillo de Clinton

Tras los sucesos acaecidos el 11 – S la estatua esta cerrada al público aunque si se puede llegar a la isla y verla desde la base, entrar en la misma y ver su estructura interna. En la Isla de Ellis se encuentra el Museo Nacional de la Emigración ya que hasta hace bien poco tiempo en términos históricos esta isla era dónde recababan los inmigrantes que llegaban de otras partes del mundo a encontrar una oportunidad en la misma.

Fuente: Viajando por  |  Imagen: Viajando por