Si eres fanático de las grandes piezas de ingeniería, de maquinarias bélicas y de la historia del siglo XX, seguramente vas a encontrar fascinante una visita al Museo Intrepid.
El intrepid no es otra cosa que un portaaviones de la Marian de los Estados Unidos reconvertido en un Museo Flotante y atracado en los muelles de Chelsea (Suroeste de Manhattan), a las orillas del río Hudson.

Historia bélica ante nuestros ojos

El portaviones Intrepid vio acción en la Segunda Guerra Mundial como parte de la flota del Pacífico. Este portaviones se vio inmortalizado en varias secuencias de vídeo tomadas a bordo cuando Kamikazes de la fuerza aérea japonesa a bordo de caza-bombarderos Zero se estrellaban en la cubierta del portaviones ante la inferioridad de su armamento e insuficiente combustible como para regresar a su base.

Hoy en dáa el Intrepid alberga en su interior y en su cubierta principal una amplia exposición de piezas militares como aviones Harrier y F- 14 enteros, helicópteros Cobra y Sikorsky y el primer prototipo del súper avión espía de la CIA “Blackbird” A-12.

Exposiciones permanentes

Hangares de a bordo

Los Hangares del Intrepid se han convertido en un espacio de exposición único entre los barcos históricos. Los visitantes pueden recorrer la cubierta haciendo observación de dos caminos diferentes: explorar la tecnología Intrepid en babor (izquierda) y ver como se vivía a bordo en las habitaciones y áreas sociales del barco a estribor (derecha). La exposición permanente del Museo da vida a la historia del alcance de los portaaviones en la resolución de conflictos bélicos a la par que se descuidaba el capital humano.

Cubierta de vuelo

Desde esta cubierta, el Intrepid lanzó cientos y cientos de misiones llevadas a cabo por  aviones propulsados ​​por hélice, los cuales fueron cruciales para la derrota de Japón durante la Segunda Guerra Mundial y para evacuar a las tropas de Vietnam. Desde esta cubierta también salieron las misiones que recuperaron los astronautas de la NASA en la década de 1960.

Hoy en día, la cubierta de vuelo tiene la mayor parte de la colección de aviones del museo.

Submarino Growler

El USS Growler fue destinado a ser expuesto a un lado del Museo Intrepid en el año  1989 y es el único submarino americano  de propulsión diésel con capacidad de lanzamiento de misiles estratégicos abiertos al público. El Growler ofrece a los visitantes del museo una mirada de primera mano a la vida a bordo de un submarino y una inspección de cerca de un centro de comando de misiles “top-secret” de la guerra fría.

Concorde de British Airways

El tercero de las grandes naves que conforman el complejo portuario donde está ubicado el museo es el ejemplar supersónico Concorde de la compañía Franco-Británica Aerospatiale, el cual posee el récord de cruce mas rápido del Atlántico por una aeronave ocurrido el 7 de febrero de 1996  en sólo 2 horas, 52 minutos y 59 segundos.

Lanzadera espacial

Directivos de los departamentos de divulgación de la NASA y del Intrepid, Air & Space Museum, anunciaron la reubicación del  transbordador espacial Enterprise de la NASA (actualmente expuesto en el Museo Smithsonian del Aeropuerto de Dulles, Washington D.C) en un lateral del Intrepid. La reubicación será efectuada el verano de 2012.

Nueva York es la capital del mundo y es imposible conocerla en un viaje, un mes o un año, pero si lees los siguientes enlaces, podrás tener una noción de como orientar tu visita para poder sacar el máximo provecho:

Etiquetas: , ,