No hay duda que Nueva York es la ciudad pionera en la manía moderna de construir cerca del cielo, y en la que -no en vano- existen bonitos y atractivos hoteles en New York. Sus rascacielos (algunos de ellos casi centenarios) son el principal testimonio de un tipo de arquitectura que no teme a las alturas. La última innovación urbana de Nueva York en las alturas se llama High Line, un parque urbano construido sobre una antigua línea ferroviaria en desuso elevada sobre las calles de Nueva York. En las siguiente imágenes se puede observar el antes y el después:

parque en las vias nueva york 01

parque en las vias nueva york 02

Imagen 1 y  2 en ABC.es

parque en las vias nueva york 03

parque en las vias nueva york 04

Imagen urbanity.es

El primer tramo del parque ya está inaugurado, sobre un trayecto que recorre el lado oeste de la isla de Manhattan y en paralelo al río Hudson. En las primeras imágenes, observamos el estado de las vías en desuso en total abandono, mientras que en la segunda se puede observar el trabajo realizado, y luego, los anticipos del trabajo terminado.

El parque, está elevado unos 9 metros sobre el nivel de la calle, y se puede acceder a través de escaleras, para luego recorrerlo a lo largo de sus 2,5 kilómetros finales de extensión. El paseo en altura, tendrá un costo estimado en 150 millones de dólares y conecta el distrito de Meatpacking con la calle 34. La propuesta del High Line, además de curiosa, permite descubrir parte de la ciudad desde una nueva perspectiva, con visuales que atraviesan zonas históricas.

Seguramente, el parque sobre las vías de Nueva York se convertirá en un nuevo atractivo más de ésta gran ciudad, además de un emblema ingenioso de un programa de regeneración urbana capaz de reintegrar a la ciudad, espacios en desuso de un modo positivo y sobre todo, celebrado por sus habitantes.

Etiquetas: , , , ,