No hace mucho tiempo, Hell’s Kitchen (la cocina del infierno) parecía destinada a convertirse en una mera extensión de Chelsea, pero -poco a poco- esta parte del oeste de Manhattan ha sabido definir su carácter de una manera muy propia. La evidencia de la semejanza y  vez distancia que tiene este lugar con respecto a Chelsea se evidencia con un simple paseo por el Mercado de Pulgas y como, de manera súbita, nos podemos encontrar con restaurantes de moda como el Eatery y el Hong Kong. Y, como no, una oportunidad única para disfrutar de las mejores vacaciones Nueva York.

Hell’s Kitchen es un barrio aun muy residencial (posiblemente el mejor equilibrado entre oferta residencial y de ocio) lo que explica la presencia de ferreterías, pequeños supermercados y tiendas más típicas de ciudad pequeña que de milla de oro. Lo que más valoran los residentes de toda la vida del lugar es que –a diferencia de casi toda Nueva York- esta parte de la ciudad sigue siendo fiel a su identidad desde hace mucho tiempo.

Ubicado a pocos pasos de Broadway, Hell’s Kitchen es un semillero de teatro experimental, lugar de novedosos restaurantes de cocina experimental  fruto de la fusión de las etnias que conviven en el lugar y a pesar (o gracias a) de ello, Hell’s Kitchen es uno de los sitios más óptimos para la vida de las familias que optan por fijar su hogar en Manhattan.

En Hell’s Kitchen hay algunos puntos de referencia locales que muestran como el viejo barrio se ha adaptado a los tiempos que corren sin que se pierda la esencia original que lo hizo conocido a principios del siglo pasado, por lo que fue el lugar elegido por inmigrantes de diferentes partes del mundo que buscaban su pedacito de  “american dream” (sueño americano).

Panaderías

Lugares como la Little Pie Company, Amy’s Bread (cocina orgánica)  y Cupcake Café ofrecen panes, pasteles y galletas caseros y siempre recién hechos que hacen que clientes de todas partes de la ciudad vengan a deleitarse. Una de las opciones más apetecibles para el desayuno se encuentra en la panadería de la calle Sullivan, donde puedes degustar unos deliciosos buñuelos italo-americanos conocidos como Bomboloni, que están llenos de crema de vainilla.

Vida nocturna

La comunidad gay de Hell’s Kitchen ha dado forma a la vida nocturna más espectacular del lugar, con ofertas que van desde coloridos pubs, tiendas con temática flamboyante y eventos de lo más variopintos. Si bien la iniciativa de la mayoría de estos eventos y locales vienen de empresarios del colectivo LGBT, todo está orientado al disfrute de todo el mundo sin distinción de tendencia sexual alguna.

Paraíso teatral Off-Broadway

La designación de “Off-Broadway” no es necesariamente una señal de menor calidad, sobre todo en Hell’s Kitchen. De hecho, varias organizaciones y críticos consideran el logro teatral local como algo formidable. De hecho, el famoso Actors Studio (considerado como la meca del método de actuación) se ubica aquí.

Recomendación de hospedaje
414 Hotel

Si buscas hoteles en New York el Hotel 414 es un hotel boutique que comprende dos viviendas rehabilitadas con un patio Inglés de  hiedra. Este encantador hotel ofrece un total de 22 habitaciones, pequeño restaurante de cocina de autor, conexión WiFi y un ambiente entre chic y bohemio que hace del lugar el sitio favorito de los viajeros más exigentes.

No hay un solo Hell’s Kitchen, sino tantos como visitantes y residentes transiten por él, ya que, al igual que el resto de la ciudad, cambia según quien lo interprete.

Si quieres saber mas sobre NYC, no dejes de visitar los siguientes enlaces:

Etiquetas: , ,