Nueva York es una de las ciudades más conocidas, pero también desconocidas a la vez. Porque pensamos que lo sabemos todo de este lugar por películas, series, libros o cualquier otro medio. Sin embargo, toda ciudad tiene una cara oculta, algunos rincones secretos que no se dejan descubrir, y también ciertos lugares que pueden llegar a ser de lo más mágicos. Nueva York no es solo compras y ajetreo, también tiene lugares donde descansar, y a eso vamos a dedicar este post: a uno de los lugares más cambiantes de esta ciudad tan magnífica. Nos referimos al Parque Bryant, que todo el mundo lo conoce, sí, pero que los turistas deciden no visitarla demasiado porque hay mucho más que ver.

bryantpark_5

Si nunca has ido a Nueva York, la primera vez es muy probable que te sientas de lo más abrumado: hay tantos lugares que ver, tantos sitios que descubrir, tantas cosas que comer, que visitar, que observar… que no sabrás por dónde empezar. Así que lo mejor es tener nuestra ruta algo organizada, para así no abrumarnos a primera vista. Por supuesto, y a pesar de que pueda parecer poco productivo, también hay que tener en cuenta algunos lugares para descansar al aire libre. Y Bryant Park es uno de ellos. Así que si te entra curiosidad, sigue leyendo, nosotros te vamos a contar todo lo que necesitas saber de este sitio tan transformador.

El rincón cambiante de Nueva York

Es cierto que cada estación del año tiene su encanto y que descubriremos de cosas nuevas si vamos a Nueva York más de una vez y en estaciones diferentes. Con Bryant Park sucede efectivamente, este efecto de lo más curioso: no parece el mismo en verano que en invierno. ¿Por qué? Tal vez sea por las actividades de lo más diferentes que se organizan a lo largo del año lo que hace que este lugar se transforme de forma tan radical. Pero es un lugar para disfrutar del corazón de Manhattan tanto en verano como en invierno.

Y es que ya hemos hablado anteriormente de este lugar en invierno, porque aquí podremos encontrar un mercadillo navideño con los toques más mágicos del lugar: cosas muy típicas de Estados Unidos, adornos por todas partes, y sobre todo, nieve. Igual que ocurre en Central Park, en este lugar también instalan una pista de hielo para aquellos que se animen a patinar. No es tan grande como la de otros parques, pero lo suficiente como para pasar un buen rato.

bryant_park_snow

En cambio, en verano es como un rincón refrescante en medio de la gran ciudad: se disponen sillas y mesas, y la gente puede pasar el rato hablando, discutiendo, jugando a las cartas, al ajedrez, o simplemente paseando al niño. Es un lugar de encuentro entre las niñeras que pasean juntas, pero también se suelen ver a adultos y ancianos charlando tranquilamente en alguno de sus bancos. Si hace un tiempo lo suficientemente bueno, podemos ver a aquellos típicos empresarios y empresarias que se toman un descanso y almuerzan solos al aire libre. Parece de película, pero realmente existen.

Uno de los puntos más atractivos de este parque es que es un sitio con wifi gratis en la ciudad de Nueva York. Esto hace que, sobre todo cuando hace buen tiempo, podemos encontrarnos con cientos de personas sentadas en los bancos o en el césped con portátiles y disfrutando de esta ventaja de vivir en una de las ciudades del mundo. Por supuesto, incluso los turistas también pueden aprovecharse de ello, así que, ¿a qué esperas? ¡Prepara la maleta, y ve a Nueva York!

Y si quieres saber más de esta ciudad:

Fuente de imágenes: solaennuevayork, asla

Etiquetas: , ,