Puente de Brooklyn 3
Sin categoría

Visitando el famoso puente de Brooklyn

Uno de los sitios que no te puedes perder si decides hacer una visita a la ciudad de los rascacielos es el puente de Brooklyn. Este icono de Nueva York se empezo a construir en 1869 y se inauguró en mayo de 1883. Fue el primer puente de acero del mundo y conectaba Manhattan y Brooklyn. Un gran plan en Nueva York es cruzar el puente de Brooklyn dirección Manhattan y disfrutar de una gran vista del horizonte de Nueva York.

Historia del Puente de Brooklyn

La construcción del puente de Brooklyn no fue sencilla. Este puente fue diseñado por John August Roebling, quien desafortunadamente murió como resultado de un accidente durante la construcción del mismo antes de que estuviera terminado. Después de su muerte, su hijo, Washington Roebling, decidió hacerse cargo de la obra aunque también tuvo un accidente que le impidió coordinar la construcción del puente in situ, y tuvo que hacerlo desde su apartamento con la ayuda de un telescopio y de su esposa, Emily Warren Roebling, quien se ocupaba de la comunicación con los trabajadores. 

Sin embargo las desdichas no acabaron aquí. Otras 27 personas fallecieron durante la construcción. El Puente de Brooklyn se inauguró el 24 de mayo de 1883 y Emily Warren Roebling fue la primera persona en atravesarlo, después de lo cual casi 2.000 vehículos y más de 150 mil peatones la siguieron ese día. 

El coste de la construcción del Puente de Brooklyn fue de unos 19 millones de dolares de la época. Un dato curioso es que seis días después de su apertura, surgieron rumores sobre la estabilidad del puente. Para demostrar lo contrario, el cuidador de circo PT Barnum hizo que un desfile de 21 elefantes cruzaran el puente un año después para demostrar lo contrario.

Hoy en día, un promedio de 120.000 automóviles, 4.000 peatones y 2.600 ciclistas cruzan el Puente de Brooklyn todos los días.

La mejor forma de recorrer el puente de Brooklyn

El Puente de Brooklyn se ha convertido a lo largo de los años en un símbolo y una atracción de Nueva York. La mejor forma de ver el Puente de Brooklyn es caminando. Es mejor cruzar el puente de Brooklyn en dirección a Manhattan para disfrutar de las mejores vistas de esta parte de la ciudad. Una ventaja de esto es que el puente se inclina ligeramente hacia abajo en esta dirección. Esto puede llevar unos 45 minutos, aunque puede ser un poco más de tiempo ya que lo ideal es hacerse algunas fotografías por el camino.

Para llegar debes tomar la línea A o C del metro hasta High St. en Brooklyn. Desde aquí puedes seguir las señales de ‘Puente de Brooklyn’. La entrada al puente está en Washington Street.

Otra excelente manera de ver el Puente de Brooklyn es alquilar una bicicleta y recorrerla. 

Ruta de senderismo del puente de Brooklyn

Una ruta divertida que sin duda te recomiendo es visitar el Puente de Brooklyn y el Parque del Puente de Brooklyn. Para llegar solo coge el metro hasta High Street – Brooklyn Bridge Station. Aquí también paran numerosos  autobuses turísticos cerca. Cuando llegues aquí, coge Middagh Street hasta llegar a Squibb Park. Puedes dar un agradable paseo por esta pasarela hasta Brooklyn Bridge Park. 

Foto del Brooklyn Bridge Park, Nueva York

La vista del horizonte desde aquí es super bonita y puedes acercarte a visitar el Jane’s Carousel justo al lado. Una vez en Washington Street, puedes hacerte la famosa fotografía del Puente de Manhattan con el Empire State Building de fondo. Desde aquí coge Washington Street para llegar automáticamente a la entrada de Brooklyn Bridge Walkway.

Y es que el Brooklyn Bridge Park es un lugar ideal para, en un día soleado, hacer un picnic aquí mientras disfrutas de fantásticas vistas del horizonte de Manhattan y el Puente de Brooklyn. Luego, puedes cruzar el puente hacia Manhattan.

Una vez en Brooklyn, puedes tomar un café y un sándwich en las Empire Stores al lado del puente. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.